Pepe Núñez Larraz

DeNúñezLarraz

Salamanca tuvo y tiene un fotógrafo para la historia, para el recuerdo, para perpetuar la mirada curiosa de quien sabía borrar la confusión en una instantánea: José Núñez Larraz. Con el título Bocinegro y bajo el lema “Cuatro instantáneas para Pepe Núñez desde Canarias”, Paul Gutiérrez Duncanson, hoy profesor de imagen del IES La Guancha de Tenerife, dejó constancia de que el primer fotógrafo galardonado con el Premio Castilla y León de las Artes también enfocó su lente en el Archipiélago.

PNLarraz

En el centenario de su nacimiento, Salamanca acogió diversas muestras de su maestría. Asimismo, se celebró una exposición colectiva de imágenes de autores que le habían acompañaron en sus excursiones fotográficas a lo largo de su vida.

Paul Gutiérrez contribuyó con cuatro fotografías y un texto:

la foto (85)

Foto de una de las cuatro fotografías de Paul Gutiérrez (disculpen la calidad de la reproducción).

El texto: <<La montaña Bocinegro (Latitud 28,054, Longitud -16,5411) podría decirse que es un apéndice de montaña Roja, la más famosa de El Médano, en el sur de Tenerife. Presumiblemente, debe su nombre a que los lugareños la utilizaban como referencia para encontrar en la mar una marca pesquera en la que desde sus barcas cobraban bocinegros, peces muy apreciados en el archipiélago por su sabrosa carne blanca. En contraposición a su barca helada en el río, imagen de la que me regaló una copia, que pese al tiempo transcurrido -me la dio el siglo pasado- sigue enmarcada y sin descongelarse en una de las paredes de nuestra casa, hoy le ofrezco a Pepe Núñez Larraz, como modesto homenaje, esta serie de cuatro instantáneas, que titulo Bocinegro, en ellas aparece la montaña homónima como nexo, y un obelisco, una barca, una torre de vigilancia de la playa y una escultura de madera como elementos diferenciadores: cuestión de óptica.

Pepe Núñez, con quien compartiera amistad y excursiones de caza de imágenes cuando venía a Tenerife a visitar a su hija y familia, iba armado con su Nikon y yo con una Olympus. Disparábamos al mar, los riscos, el musgo y las arenas de las playas en las costas, también en el monte, a la arquitectura, así como a la parte por el todo mientras buscábamos abstracciones en la realidad con esa mirada que tildábamos entonces de abstractora. De él aprendí que hay que huir de las imágenes confusas, esas de grandes elocuencias que sólo desbordan vulgaridad gráfica o provocan inseguridad creativa a quien tiene el ojo detrás de la cortinilla. Aprovechábamos estas estancias suyas en la isla para que diera charlas a mis alumnos de Imagen y Sonido del IES César Manrique de Santa Cruz de Tenerife y para que les proyectara sus amadas diapositivas. En una ocasión, el revelado de un carrete de diapositivas no presentaba la calidad esperada por Pepe Núñez. Como yo tenía la oportunidad de volver a donde hicimos aquella fotografía y él no, pues al día siguiente tenía que tomar el avión de vuelta a la Península, y no podía irse sin aquella captura –él era así-, me pidió la mía, de igual encuadre y tomada al tiempo… ¡Por favor, no se les ocurra decir por ahí que en la colección de la obra de Pepe Núñez hay una diapositiva cuya imagen captó una Olympus!>>

Paul Gutiérrez Duncanson

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.