Chiqui el ‘mediosiglo’

IMG_20160813_171035.jpg

A base de vivir la vida, Chiqui, Diego Miguel Martín Marrero, logra la categoría de medio siglo. Para compartir tamaña celebración, en el Guachinche Casa Chiqui de Tamaide, en la localidad tinerfeña de Santa Úrsula, se reunió medio centenar de personas, vestidas de blanco, familiares y amigos de la calle Juan Padrón de su niñez, del colegio de los Salesianos de La Orotava, de la etapa del fútbol base, de la del fútbol regional, de la del fútbol sala, y los más recientes del balompié de Santa Úrsula, con el Alevín B a la cabeza, y los y las colegas de las carreras pedestres (como dice Agustín Polo González el del Suizo) de largo esfuerzo y duración.

Parte del medio centenar de asistentes.

Parte del medio centenar de asistentes. Tinito (a la izquierda) es el de las patas peludas.

No faltaron a la cita varios embajadores, de la isla de Fuerteventura mandaron a uno de Corralejo afincado en El Cotillo, reivindicativo pescador profesional de artes tradicionales, quien “no tiene carné de conducir ni licencia de motocicleta, ni se mete en la carretera pa’ ná”, Benjamín Mino; y de Gran Canaria, de la mano de Marina Naranjo Álvarez, mandaron desde Santa Brígida a Miguel León, quien rugió lo suyo mientra asaba solomillos de cochino negro y se los pasó “en grande, ya en la noche, ligeramente perjudicado cuando todos los gatos son pardos y tenía cara de que sí”.

IMG_20160813_145301

Como bien puede verse en la imagen superior, el hermano del ‘mediosiglo’ Manuel Ángel, se marcó un arroz negro de espanto que tuvo muy buena prensa entre los asistentes, quienes aplaudieron al ocasional cocinero, que echó mano de tres calamares saharianos, unos langostinos y un tintero lleno para salirse de la paellera. De un barril de cerceza convertido en caldero salieron una caja de papas, cuarenta piñas de millo y un barreño de costillas salpresas de cochino negro.

la foto (26).JPG

La nota la dieron varios, Javier desde Instituciones Penitenciarias a golpe de listas enlatadas en smarphone y el hijo del carnicero del Camino Polo, quien a viva voz y armado de teclado, micrófono, altavoces y demás supo amenizar un baile que casi ronda la medianoche.

la foto (25).JPG

Postres y rosquetes de la cocinera profesional, mojitos de los roneros, vino de la casa y lo que haga fanta hidrataron la velada, que se inició al mediodía de ese sábado, víspera de la Candelaria y San Roquito.

la foto (22)la foto (23)

A la derecha, el embajador de Fuerteventura.

A la derecha, el embajador de Fuerteventura.

Anuncios

5 Respuestas a “Chiqui el ‘mediosiglo’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s