Sombras

la foto (11)

Sombras de los que éramos, sombras en la tarde, en lo alto de la isla atlántica, dónde el vulcanismo recuerda el momento de la creación o del emerger de la tierra aún caliente y maleable de más abajo de los fondos de los océanos para enfriarse en ínsulas. Las Cañadas del Teide, enclave tan recurrido y turístico, para el paisano supone el centro de un peregrinar tan concurrido como socorrido para saberse digno de la patria chica. Mas la magestuosidad del paisaje desdibuja ese mirarse al ombligo y te dice a las claras que andas en un templo que bien podríamos calificar de internacional o incluso interestelar.

la foto (12)

Pancho saborea un palillo en las faldas del Teide.

la foto (13)

Tata, de espaldas al Llano de Ucanca, saborea un rosquete de Vilaflor de Chasna.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s