Urnas parlanchinas

Aprovechamiento vecinal-Blogexilio-FotoLoli

Nubes físicas e informáticas guían a la vecindad.

Esta campaña electoral sentencia a muerte al maridaje cómplice popular y socialista del bipartidismo nacido en 1982 al desdibujarse del panorama nacional la Unión de Centro Democrática de Suárez y Calvo-Sotelo, y ofrece menús-propuesta para todos los gustos. Los postulantes solicitan el voto a cambio de promesas antes inimaginables para los españolitos de a pie, cual si hubieran roto las reglas del juego de la tiranía de las mayorías del 78. Ahora todo parece ser posible, revisar y reformar la Constitución, reacondicionar la ley electoral y sus desmanes, trastocar o eliminar el Senado, incrementar el salario mínimo interprofesional, prohibir desalojos, o propiciar la despenalización de la autoeutanasia, para que no se dicte la vida como la peor condena para quien desea con fervor la muerte. Tripartitos y cuatripartitos podrían acampar en La Moncloa por el empuje de estos predicadores de diseño creados ad hoc para este punto de inflexión de la historia de España. Y si sopesamos lo que brindan y lo que callan, duele que no pidan mesura al mismo pueblo que pretenden gobernar, mesura ante el superconsumismo, para, por ejemplo, refrenar los derroches innecesarios, para mitigar el mal de las compras y así racionalizar ciertos recursos. Ellos ni racionalizan ni merman los recursos que emplean en esta campaña; será para garantizar al alza el PIB. Fastidia que no piensen castigar a los fabricantes de los venenos que enferman y matan al planeta y los humanos. Duele que no garanticen que acabarán con la publicidad de alcoholes y tabacos que originan muertes e ingentes gastos a las familias y a la sanidad pública. Duele que apliquen la callada por respuesta ante la corrupción u opten por el silencio administrativo ante los abusos de los grupos de presión, la banca comisionista y las grandes corporaciones. Queremos gobernantes capaces de escuchar, o les vamos a ofrecer el voto del silencio, ese voto de castigo de los que callan en la calle y hablan en las urnas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s