Propios y ajenos

El lavamanos salvador.

El lavamanos salvador.

Devolver lo ingerido y luego las bilis, irse en un río de diarreas de auténticas aguas negras envenenadas salidas a presión inusitada, presa de episodios de sudores fríos, escalofríos y náuseas. Arcadas que te sacan tres y cuatro veces del lecho y por el pasillo llenan la boca que a duras penas frena la fuente que nace en el estómago y la mano guía en la oscuridad al lavamanos salvador. Hasta las 4.38 horas no acabó la fuente y el río, nacidos el día anterior sobre las 23.00 horas. Las cábalas deductivas de los implicados apuntan a intoxicación alimentaria por ingesta de queso blanco fresco contaminado. De una decena de familiares (niños y mayores) que lo probamos, seis vivimos la pesadilla. El despertar fue terrible, me dolió más el dolor ajeno.

Anuncios

Una respuesta a “Propios y ajenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s