La caña musical

Siempre[en]medio

No, no voy a hablar del RockCoast Tenerife, ni de un grupo de ‘death metal’. Departiré sobre un vegetal, un tronco de caña, de esas de cañaveral. Recientemente pasó por casa un periodista que muchos conocerán -y otros muchos no- para comer en casa condumio de conejo. Llegó bien provisto, con una bolsa repleta de lapas majoreras, cuatro salemas medianas y ganas de alegar. Andrés Gutiérrez Duncanson, que ha hecho buenas migas con mi progenie a raíz de su colaboración en loquepasaentenerife.com, le había pintado a mi madre un cuadro hacía ya tiempo, pero hasta ahora no había tenido la oportunidad de entregárselo. Así que organicé una comida y los reuní, para que tuvieran ocasión de agradecerse. Como siempre en mi hogar, fue una jornada muy entrenida.

Pero Duncanson no solo trajo salemas y lapas. Como en anteriores ocasiones, vino acompañado por su -digamos- caña rítmica, un instrumento elaborado…

Ver la entrada original 80 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s