Resúmenes

El blogexilio abandona FuerteventuraEs tiempo de encorsetar los últimos trescientos sesenta y pico días en un cúmulo de resúmenes cargados de obituarios, que como dice la Wikipedia, “intentan dar un recuento de la textura y el significado de la vida de alguien que ha muerto recientemente”. Nos dejaron Whitney Houston, Donna Summer, el creador de ET, Carlo Rambadi, Quique Camoiras, Fraga, Tony Leblanc, Miliki, la señora de Florentino Pérez, María Ángeles Sandoval, Pepe Rubio, Juan Luis Galiardo, Paco Valladares, Sancho Gracia, Carlos Larrañaga, el cineasta José Luis Borau, Chavela Vargas, JR y otros. Para los resumidores mediáticos de amplia difusión, en la calle no ha muerto nadie, en los pueblos no ha muerto nadie y a nadie se le ha muerto un pariente; menos mal que todavía no han privatizado el Instituto Nacional de Estadística, que dará buena cuenta de decesos y otros padeceres. Por cierto, muchos olvidan a las jóvenes del Madrid Arenas, a los perecidos en las carreteras, en las pateras, en la indigencia, en el estrangular de las hipotecas y otros tránsitos, que eso no vende ahora. A los periodistas no.

Algunos resúmenes son menos fúnebres y ahondan en ‘los hombres del año’ (gracias Boris), o en los mejores libros, (los de Zoé Valdés), y por lo menos podemos dibujar una sonrisa bucólica por saber del bienestar o malestar ajeno. Las fotos del año vienen como la comida china, con múltiples salsas, y hay de todo. Podemos encontrar belleza (la de las madres del calendario erótico pro guagua (bus) escolar para sus hijos), ciencia, logros, guerra, muerte y desolación.

Los friquis de la pantalla chica no perdonan, y nos espetan la lista de las diez peores series del año, para que sepamos ahora la mierda que hemos estado visionando desde el sofá pese al pesar de los directivos millonarios de las grandes cadenas de televisión; que seguro que esos van a la ópera y el teatro o a cenar a La Moncloa.

Ahora que ya sabemos que hemos sido unos chafalmejas viendo series de medio pelo cuando se lleva el rasurado bajo televisivo, afloran las chorradas del año, los mejores goles, y hasta el resumen de los conflictos en sanidad, educación y trabajo, que algunos hay que todavía leen la actualidad con el prisma inocente de arrimar el hombro, que Hacienda somos todos. Maduro resume el último año de la patria bolivariana y del cuadro médico cuatriestacional del presidente. Y entre tanto muerto significado antes de llegar la cuesta de enero y para seguir en ese lado del charco, la agencia de noticias EFE, en estos últimos coletazos del año nos trae un asesinado, Víctor Jara. En un acercamiento sucinto y crudo como la violencia misma desvela los pormenores y pormayores del asesinato del cantautor chileno, de las torturas padecidas y del actual procesamiento de un grupo de oficiales del ejército. Y esto 40 años después, como lo de Franco. Pasan los años y sigue la injusticia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s