El día después

Llegaremos a las piedras

Llegaremos a las piedras

Nos llega el primer día después del día del fin del mundo y no sabemos aprovecharlo para darnos cuenta de que no podemos seguir igual.No podemos estar publicitando a destajo relojes de alta gama y perfumes como si estas fueran unas Fiestas Navideñas cualesquiera. Las Navidades se acabaron el año pasado, cuando todavía había doble paga. Ahora no ahorramos, dejamos de comprar, ralentizamos la economía, damos a los sobrinos servidos por Reyes con un beso de Judas y evitamos hasta las rebajas. Y no es así, es tanta la presión mediática y de todo tipo que hierven a rebosar los centros comerciales, las jugueterías, las tiendas y los mercadillos. A la gente le quema la tarjeta bancaria en los pantalones y bolsos: aunque le digan que la manzana está en el árbol venenoso de Eva. No controlamos el mercado financiero cuando parecía que podía ser posible, no controlamos el superconsumismo que nos maleduca, exprime y mata a otros de hambre, no controlamos el deseo de más para mí. Los supermercados prefieren dejar pudrir que arrimar el hombro. Las grandes empresas van a lo suyo. ¿Pero no es labor de tod@s sacar esto adelante? Los corruptos, seguirán con sus corruptelas, los desfalcadores con su justicia paga y afórese quien pueda, que a nosotros, con las tres erres (reducir, reutiliza y reciclar) nos afora el huerto ecológico urbano de La Orotava. Y llegará el día redespués del día del fin del mundo; que hay más tiempo que vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s